El Concierto para violín de Beethoven, uno de los más desafiantes y satisfactorios para los ejecutantes: Gil Shaham

CDMX a 17 de julio de 2019 (Maya Comunicación).- Como parte de su gira México Crescendo, la Orquesta de las Américas, bajo la batuta de su director artístico, Carlos Miguel Prieto, se presentará mañana a las 20:00 en la Sala Principal del Palacio de Bellas Artes, con un programa formado por el estreno mundial deTres cuartos de cien del compositor mexicano Cristóbal MarYán, Salmos primarios de la también mexicana María Granillo, Cuadros de una exposición de Modest Músorgski y el Concierto para violín en re mayor, op. 61 de Ludwig van Beethoven, obra en la que participará como solista el virtuoso estadounidense Gil Shaham.

“Me encanta este concierto de Beethoven. Es el viaje más increíble, desde los primeros golpes de percusión hasta el último acorde. Son los minutos más satisfactorios que puedas imaginar. Tiene muchos detalles bellos. Todavía recuerdo la primera vez que lo escuché en grabación, tenía como diez años y me fascinó”, refiere en entrevista Shaham.

“Una de las varias ocasiones que lo he tocado, recuerdo que estaba en primera fila una niña de 13 o 14 años y vi la expresión en su rostro que denotaba ‘es la música más bella que he escuchado’, y creo que es cierto en este caso.

“La historia dice que Beethoven lo escribió muy rápido; que la tinta aún se estaba secando en el papel en la mañana del estreno. Fue un momento en su vida en el que compuso una increíble obra maestra tras otra de manera muy veloz: el Triple concierto, la Cuarta sinfonía y este concierto que representa una de las grandes inspiraciones de la música y que siempre es desafiante. Es de los más satisfactorios trabajos para los ejecutantes, porque es placentero pasar el tiempo con él e imaginar cómo lo puedes hacer mejor.

“Estoy emocionado de tocar con la Orquesta de las Américas y con el maestro Prieto, a quien he conocido y admirado por años. Con la Orquesta será mi primera vez. Sus integrantes son jóvenes increíblemente preparados y dedicados a este arte, y es muy bello ver cómo su pasión trasciende su tiempo y su generación.

“También será mi primera vez con una orquesta integrada por jóvenes que provienen, la mayoría, de América Latina, porque también hay miembros de Canadá y Estados Unidos. Es fascinante conocer y trabajar con gente que viene de países distintos, de diferentes culturas, con diversos idiomas y que todos se reúnan en torno al lenguaje de la música”, asevera el violinista.

La Orquesta de las Américas y Gil Shaham también interpretarán el Concierto para violín de Beethoven el viernes 19 de julio en la Sala Plácido Domingo del Conjunto Santander en Guadalajara, Jalisco, y el viernes 21 en el Teatro del Bicentenario de León, Guanajuato.

Por otra parte, en concordancia con el impulso que el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL) da a la educación artística, la Orquesta colaborará con el Conservatorio Nacional de Música (CNM), la Escuela Superior de Música (ESM), la Escuela Superior de Música y Danza de Monterrey (las tres, instituciones del INBAL) y el Conservatorio de las Rosas de Morelia en la organización y realización de actividades académicas de alcances comunitarios.

En el CNM, integrantes de la Orquesta de las Américas y Gil Shaham impartirán mañana clases magistrales de 14 instrumentos estándares de orquesta a 53 alumnos del CNM y de la ESM. Shaham estará a cargo de los tres mejores alumnos de violín de ambas escuelas.

“Me emociona saber que impartiré una clase magistral a estos jóvenes, conocer su visión y aprender de ellos. Admiro y respeto a la gente que enseña, porque es una habilidad muy especial e importante que creo que no la tengo. Cuando doy clases magistrales a los jóvenes me doy cuenta que aprendo de ellos y me pongo muy feliz de conocerlos, escucharlos y de ser inspirado”, concluye Shaham, quien es uno de los violinistas más destacados de nuestro tiempo.

Shaham, ganador de Grammy, fue nombrado instrumentista del año por la revista Musical America. Una larga colaboración lo une con el famoso director Zubin Mehta, con quien el entonces niño prodigio de 11 años se presentó al lado de la Filarmónica de Israel.

Más de 30 años después se reunieron con la Filarmónica de Viena en el Carnegie Hall para interpretar el Concierto para violín de Erich Wolfgang Korngold. Gracias a su “actuación brillante, casi en éxtasis” (Los Angeles Times) se ha convertido en uno de los conciertos más emblemáticos de Shaham.

Galardonado con el reconocido Premio Avery Fisher, toca con las agrupaciones más reconocidas del mundo. De esta manera, con regularidad se presenta con la Filarmónica de Berlín, la Sinfónica de Boston, la Filarmónica de Israel, la Filarmónica de Los Ángeles y la Filarmónica de Nueva York, así como con las Sinfónicas de Chicago y de San Francisco.

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario