Nemian Danza Escénica celebrará en Bellas Artes 25 años de trayectoria

Ciudad de México, 13 de julio de 2018.- Con dos estrenos y una pieza de repertorio, Nemian Danza Escénica celebrará en el Palacio de Bellas Artes 25 años de vida, periodo en el que la agrupación mexicana ha logrado desarrollar un lenguaje particular, ahondar en diversas propuestas estéticas a través del trabajo conjunto y enriquecer el arte del movimiento contemporáneo.

Dicho programa conmemorativo podrá disfrutarse el martes 17 de julio a las 20:00 en la Sala Principal del recinto de mármol.

“La participación de coreógrafos invitados de los que aprendimos formas diferentes de moverse, y haber permanecido juntos a lo largo de 25 años, generó un trabajo colectivo muy importante. A través del tiempo hemos logrado un estilo reconocible que puede recibir influencias. Una de las cosas importantes en la manera en que trabajo es que me gusta usar elementos externos que obligan a moverse de una manera distinta y a un proceso de investigación”, comentó en conferencia de prensa Isabel Beteta, directora de la agrupación.

Señaló que después de un cuarto de siglo, el grupo Nemian vive la danza en constante transformación, con la idea de permanecer juntos, además de renovarse continuamente. “Me gusta pensar que lo que entra en el foro es un atanor en donde todo lo que entra se transforma y sale en forma de un producto que se busca. A veces la obra te atrapa, te lleva por un camino distinto del que uno se imagina, tienen su propia vida”.

El programa que ofrecerá la agrupación se titula Nemian 25 años. El camino de la vida e integra los estrenos de las obras: Llenar el vacío, de Isabel Beteta, y Kafkiano, de Rosario Verea, además de la pieza A la sombra del alba de Javier Amado. “Son obras que muestran el trabajo colectivo, el desarrollo de los individuos dentro de la compañía y a un grupo maduro”, indicó Beteta.

Llenar el vacío es una obra que cuestiona algo que sucede mucho en el mundo contemporáneo donde hay de todo, pero mucha gente se siente vacía. El vacío es el quinto elemento en el sentido budista pero más allá de esto, es llegar a un espacio muy particular dentro de uno mismo. En mi versión, ese espacio es el vacío del foro y con qué lo llenas”, dijo.

En su oportunidad, Rosario Verea explicó que su obra, Kafkiano, es resultado de un proceso de investigación que inició con la intención de trabajar dos proporciones de cuerpos totalmente diferentes para presentar una especie de insecto con dos cabezas y varias extremidades, y así experimentar una forma diferente de movimiento. “Es tratar de abordar el cuerpo desde una forma diferente con el costal que todos traemos dentro y que nos puede convertir en monstruos y salir”.

El coreógrafo Javier Amado apuntó que la pieza A la sombra del alba está basada en la obra La casa de Bernarda Alba, de Federico García Lorca. “La idea es tratar de recrear la parte femenina de un hombre considerando los elementos básicos de la obra, como son la represión, el deseo, la trasgresión, el querer obtener algo que no se puede y la madre castrante. Es una versión sui generis porque utiliza como base la música flamenca, pero con elementos de danza contemporánea”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *